Los usos de la cúrcuma se extienden más allá del estante de las especias actualmente. Se puede encontrar en forma de leche con cúrcuma, añadida a las mezclas para el cuidado de la piel e incluso como complemento en el arroz o verduras asadas.

Llena de sabor, color y beneficios para la salud, no hay duda de que la cúrcuma es una adición digna a una dieta saludable. En la raíz de la multitud de beneficios de la cúrcuma se encuentra la curcumina, una sustancia química que es responsable de sus poderosas propiedades antiinflamatorias y antioxidantes.

Este increíble compuesto puede influir en casi todos los aspectos de la salud por dentro y por fuera, desde la piel hasta el cerebro.

La cúrcuma, también llamada “el azafrán hindú” o la especia dorada, es una planta de altura alta que puede encontrarse en Asia y América Central.

El nombre de la planta de cúrcuma es Curcuma longa y es considerada una potente planta medicinal que alcanza apenas un metro de altura y pertenece a la misma familia que el jengibre.

Produce una flor y  una raíz que se encuentra bajo tierra. La raíz de cúrcuma tiene una apariencia similar al jengibre;  y es a partir de esta raíz que se produce la especia de cúrcuma amarilla.

Aunque ahora se puede encontrar a través de los trópicos, India ha sido el mayor productor de cúrcuma desde la antigüedad.

¿Qué es la curcumina?

La curcumina es un químico con un color amarillo vibrante que es producido por ciertos tipos de plantas. En realidad, muchos expertos la consideran un pigmento vegetal natural que posee poderosas propiedades antioxidantes y antiinflamatorias.

La cúrcuma a menudo se seca y muele en una rica especia que se utiliza para aumentar el sabor, el color y el valor nutricional de muchas preparaciones culinarias.

¿Para qué sirve la cúrcuma?

Al igual que muchos superalimentos, la cúrcuma se ha utilizado como base para preparaciones y medicinas, e incluso para cosméticos.

Gracias a la propiedades medicinales de la cúrcuma, en la medicina “ayurvédica” o medicina tradicional india, esta ha sido el tratamiento de elección para muchas enfermedades que van desde el asma hasta el Alzheimer y la diabetes.

Estos son los 5 beneficios de la cúrcuma más importantes:

La Cúrcuma y sus propiedades antiinflamatorias

La inflamación es una respuesta inmune normal que ayuda a proteger el cuerpo contra enfermedades e infecciones. La inflamación crónica, por otro lado, es un problema grave que contribuye a una serie de afecciones, como el cáncer, las enfermedades cardíacas y la diabetes.

Uno de los beneficios más notables de la cúrcuma es su capacidad para aliviar la inflamación en el cuerpo al bloquear la actividad de varias enzimas involucradas en el proceso inflamatorio.

Un estudio en humanos publicado en Oncogene comparó los efectos antiinflamatorios de varios compuestos y descubrió que la aspirina y el ibuprofeno, dos medicamentos comunes utilizados para tratar la inflamación, eran los menos potentes, mientras que el extracto de curcumina era uno de los más efectivos para aliviarla.

El alivio de la inflamación no solo ayuda a reducir el riesgo de enfermedades crónicas, sino que también puede mejorar los síntomas de afecciones inflamatorias como la artritis, la enfermedad inflamatoria intestinal y el asma.

Cúrcuma para adelgazar

Los niveles altos de colesterol son uno de los principales factores de riesgo de las patologías cardiacas. Esta sustancia se acumula en las arterias, lo que hace que se endurezcan y estrechen, obligando al músculo cardíaco a trabajar aún más para bombear sangre por todo el cuerpo.

La cúrcuma puede ayudar a aumentar la salud del corazón y producir un efecto adelgazante al mantener los niveles de colesterol bajo control. Un estudio de 2008 de la Universidad de Indonesia mostró que la curcumina reduce los niveles de colesterol LDL en pacientes con síndrome coronario agudo.

 

De manera similar, otro estudio del Centro de Investigación del Cáncer Amala en India descubrió que tomar 500 miligramos diarios de curcumina aumentaba el colesterol HDL beneficioso y disminuía el colesterol total en un impresionante 12 por ciento en 10 voluntarios humanos sanos.

Cúrcuma para la diabetes

El alto nivel de azúcar en la sangre puede afectar seriamente la salud. En el corto plazo, puede causar síntomas de diabetes como aumento de la sed, fatiga y pérdida de peso involuntaria.

Algunas pruebas muestran que la curcumina puede ayudar a mantener los niveles normales de azúcar en la sangre para prevenir los efectos secundarios graves que esta enfermedad puede producir.

Según una revisión publicada en el International Journal of Endocrinology Metabolism, la curcumina actúa reduciendo la producción de glucosa, disminuyendo la inflamación, estimulando la captación de glucosa y aumentando la secreción de insulina desde el páncreas.

Cúrcuma para los huesos

La osteoporosis es una afección en la que los componentes minerales óseos se pierden, lo que los hace débiles y susceptibles a las fracturas. Los factores causales podrían ser la deficiencia de estrógenos, el alcoholismo y ciertos medicamentos.

Los osteoclastos son células óseas que reabsorben el tejido óseo. Estas células son buenas cuando se genera nuevo tejido. Sin embargo, en caso de osteoporosis, hay demasiados osteoclastos que absorben una gran cantidad de minerales óseos, volviendo así los huesos mas frágiles.

Varios estudios informan que la curcumina inhibe la formación de células de resorción ósea, siendo un hallazgo importante en enfermedades degenerativas de los huesos. Sin embargo, se cree que este efecto depende de la dosis.

En un estudio con animales con osteoporosis posmenopáusica, se logro demostrar que la curcumina previene el 50% de dicha pérdida ósea.

Cúrcuma para la piel

Gracias a sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes, al tomar tu dosis diaria de cúrcuma podrías ayudar a mantener tu piel radiante y saludable.

Según una revisión de la Universidad de Ciencias de la Salud de los Servicios Uniformados en Maryland, la cúrcuma puede ayudar a neutralizar los radicales libres y prevenir el daño celular. También puede acelerar la cicatrización de heridas y mejorar la deposición de colágeno.

También puede ayudar a tratar varias afecciones de la piel relacionadas con la inflamación. Un estudio en animales en 2016 en China mostró que la administración de curcumina a ratones reducía la proliferación de células inflamatorias en un 50 por ciento y mejoraba significativamente los síntomas de la psoriasis.

¿Cómo consumir cúrcuma?

Ya que sabemos como la cúrcuma beneficia a nuestro cuerpo, repasemos algunas de las mejores maneras de tomar la cúrcuma.

Cúrcuma con pimienta

La pimienta negra es una de las especias más comúnmente consumidas en el planeta. Por lo general, se llama simplemente «pimienta», pero también lleva el sobrenombre de «oro negro» y «el rey de las especias».

Tiene una vida útil fenomenalmente larga y la pimienta negra correctamente almacenada puede mantener su sabor y aroma durante muchos años.

La pimienta negra también tiene muchos beneficios para la salud. Se ha usado para aliviar las náuseas, los dolores de cabeza, la mala digestión y el dolor de garganta. Al igual que la cúrcuma, que debe sus propiedades saludables a la curcumina, la pimienta negra obtiene sus beneficios para la salud y su sabor picante de un compuesto alcaloide natural llamado piperina.

Tomar cúrcuma con pimienta negra puede aumentar la disponibilidad en nuestro cuerpo de la cúrcuma hasta un 2000%. Esto se debe a que la piperina puede mejorar la biodisponibilidad de otras sustancias en el cuerpo. La porción necesaria es bastante pequeña y solo necesitas una pizca de pimienta para mejorar la absorción de la cúrcuma.

Infusión de cúrcuma

Para los amantes del té y las infusiones, la infusión de cúrcuma es un placer.

La curcumina que se encuentra en la cúrcuma no es soluble en agua. Sin embargo, durante muchos años las personas han hervido la raíz de cúrcuma o el polvo en agua y lo consumen como una infusión. Interesantemente, estas personas experimentan reducción en el dolor, mejora en el estado de ánimo y reducción de síntomas relacionados con la piel.

Los investigadores han demostrado que al hervir la curcumina y el polvo de cúrcuma en agua durante 10 minutos, se produce un aumento de 12 veces en la solubilidad de la curcumina y un aumento de 3 veces en la solubilidad de la cúrcuma. Esto quizás explica este efecto terapéutico.

Capsulas de cúrcuma

Para obtener una dosis más concentrada de curcumina, también están disponibles los suplementos a partir de extracto de cúrcuma.

 

 Estos suplementos contienen una dosis de curcumina mucho más alta que la que se encuentra en la cúrcuma en polvo, lo que ayuda a maximizar los posibles beneficios para la salud y reproduce resultados más similares a los encontrados en ensayos clínicos.

Asegúrate de elegir un suplemento que también contenga piperina, un compuesto natural que se encuentra en la pimienta negra y que ayuda a mejorar la absorción de la curcumina.


Además, te recomendamos buscar un suplemento hecho con cúrcuma orgánica y considera optar por una cápsula de curcumina fermentada, ya que el proceso de fermentación también puede ayudar a aumentar la absorción.

Usos de la cúrcuma

Y si aun no te has enamorado de la cúrcuma, te traemos 2 usos increíbles para que aproveches al máximo todos los beneficios que esta especia tiene para ofrecer.

Cúrcuma y miel

Una máscara de cúrcuma es un excelente agente exfoliante y muy fácil de hacer en casa con solo unos pocos ingredientes. Sin embargo, es importante tener en cuenta que se han reportado reacciones alérgicas a la cúrcuma.

Ingredientes:

  • ½ cucharadita de cúrcuma en polvo
  • ½ cucharadita de vinagre de sidra de manzana orgánico
  • 1 cucharada de miel orgánica, cruda y local
  • ½ cucharadita de leche o yogurt
  • 1 gota de jugo de limón fresco

Preparación:

  • Lávate la cara y las manos primero para eliminar las impurezas.
  • En un tazón pequeño o recipiente, mezcla el polvo de cúrcuma con la miel, el vinagre de sidra de manzana, la leche o el yogur y el jugo de limón.
  • Intenta conseguir una consistencia que se adhiera a tu cara.
  • Aplica la máscara cuidadosamente evitando tus ojos.
  • Deja que la máscara se siente en tu cara durante 15-20 minutos y luego enjuaga con agua tibia.
  • Aplicar dos veces por semana para obtener mejores resultados.

Latte de cúrcuma caliente

Vale la pena usar cúrcuma fresca y jengibre para hacer esta bebida, las presentaciones molidas de estas especias funcionan, pero las propiedades medicinales disminuirán y la textura no será tan suave.

Ingredientes:

  • ½ taza de leche de coco
  • 1 cucharada de azúcar o 2 cucharaditas de azúcar sin refinar
  • 4 cucharaditas de cúrcuma recién rallada o 1 cucharadita de cúrcuma molida
  • 1 cucharadita de jengibre recién rallado o ¼ cucharadita de jengibre molido
  • ⅛ cucharadita de cinco especias chinas en polvo o nuez moscada molida
  • Pizca de sal kosher

Preparación:

  • Bate la leche de coco, el azúcar, la cúrcuma, el jengibre, las cinco especias, la sal y ¾ de taza de agua en una cacerola pequeña y deja que hierva.
  • Retira del fuego y deja reposar la mezcla durante 5 minutos. Colar a través de un tamiz de malla fina en una taza y servir.

Efectos secundarios de la cúrcuma

Aunque la cúrcuma está repleta de muchos beneficios para la salud, hay algunos efectos adversos que tal vez debas considerar antes de consumirla.

Algunos de los síntomas más comunes que han sido producidos por la cúrcuma incluyen:

  • Náusea
  • Diarrea
  • Bajo nivel de azúcar en la sangre
  • Mayor riesgo de hemorragia
  • Fertilidad reducida
  • Aumento del flujo menstrual

Además la cúrcuma y el embarazo es un tema bastante controversial. Las mujeres embarazadas no deben tomar suplementos de curcumina ya que pueden estimular las contracciones uterinas.

Si tomas medicamentos para la diabetes o anticoagulantes, también debes consultar con tu médico antes de comenzar a tomar suplementos de curcumina para evitar una interacción.

Conclusiones sobre la cúrcuma ayurveda

  • La curcumina es un químico que se encuentra en la cúrcuma y proporciona una gran cantidad de beneficios para la salud.
  • Los beneficios de la cúrcuma / curcumina incluyen reducción de la inflamación, una mejor salud de la piel, niveles más bajos de colesterol y azúcar en la sangre y alivio del dolor articular.
  • Además de la cúrcuma, la curcumina también está disponible en forma de suplemento, lo que ayuda a proporcionar una dosis más concentrada y ayuda a amplificar los beneficios.

 

Usa la cúrcuma en combinación con una dieta nutritiva y equilibrada y un estilo de vida activo para maximizar los beneficios potenciales en tu salud.

Cerrar menú