Todo lo que debes saber sobre las semillas de chía

Las semillas de chía se han convertido en uno de los superalimentos de origen vegetal más populares actualmente. Las propiedades de la chía hacen que estas sean fáciles para nuestro que nuestro cuerpo las procese y son un ingrediente que le da ese plus a muchas recetas. Además, de que sus beneficios son abundantes.

¿Qué es la chía?

Originalmente cultivadas en México, los beneficios para la salud y el valor nutricional de las semillas de chía las hicieron cada vez más populares. De hecho, fueron utilizados como moneda de intercambio.

La semilla de chía es rica en nutrientes y tiene un poder energizante importante. Los guerreros aztecas solían comer grandes cantidades de semillas de chía, ya que les atribuían cualidades como energía y resistencia. Creían que solo una cucharada de la “semilla milagro” podría mantenerlos activos durante 24 horas.

Chía significa «fuerza» en el idioma maya, y las semillas de chía se conocían como «alimento para corredores», eran el “suplemento” favorito de los guerreros y corredores durante las batallas,

¿Cuál es la planta de chía?

La Salvia hispanica es una especie de planta de flores en la familia de la menta, Lamiaceae, nativa del centro y sur de México y Guatemala. El Códice Mendoza del siglo XVI proporciona evidencia de las semillas de chía fueron cultivadas por los aztecas en tiempos precolombinos.

Los registros de los tributos aztecas en el códice Mendoza (1560), junto con los informes de cultivo colonial y los estudios lingüísticos, detallan la ubicación y proporcionan cierta especificidad geográfica del principal cultivo de Salvia hispanica.

La mayoría de las provincias cultivaron la planta, a excepción de las áreas de los trópicos costeros de las tierras bajas y el desierto. El área tradicional de cultivo estaba en un área distinta que cubría partes del norte-centro de México, al sur de Nicaragua. Una segunda y separada área de cultivo, aparentemente precolombina, se encontraba en el sur de Honduras y Nicaragua.

Sabias que durante la década de 1980 en los Estados Unidos, la venta de semillas de chía estuvo ligada a los “Chia Pets”. Estas «mascotas» venían en forma de figuras de arcilla, las cuales se regaban y las semillas brotaban en una forma que formaba un forro de piel a la figura.

Beneficios de la chía

El motivo por el cual las semillas de chía tienen tantos beneficios, es por su alto contenido de fibra, grasas omega 3, proteínas, vitaminas y minerales.

Esta tabla nutricional de las semillas de chía nos muestra que en una onza que equivalen a 28 gramos de semillas, contiene aproximadamente:

1 oz. de semillas de chía
137 calorías
12.3 gramos de carbohidratos
4.4 gramos de proteína
11 gramos de fibra
9 gramos de ácidos grasos (5 gramos de Omega 3)
Otros minerales importantes: hierro, calcio, manganeso, fosforo, magnesio y zinc.

 

Dadas estas impresionantes credenciales nutricionales, muchas personas en la comunidad científica las consideran un superalimento. Las propiedades del chía actúan en las articulaciones, el corazón, el cerebro, controlar el peso y proporcionar energía más duradera.

Pero sé que quizás aun te preguntes, ¿Para qué sirven las semillas de chía?

Semillas de chía para adelgazar

Hay muchas afirmaciones en Internet de que las semillas de chía limitan su apetito, producen una importante sensación de saciedad y a la larga, pérdida de peso.

Se cree que el alto contenido de fibra de las semillas de chía te mantiene lleno por más tiempo. Por lo tanto, pueden ayudar a evitar comer en exceso.

Sin embargo, hay escasos estudios en humanos sobre la asociación de las semillas de chía y bajar peso. Un estudio de 2009 revisó los efectos de las semillas de chía en la pérdida de peso y los factores de riesgo de la enfermedad.

90 adultos con sobrepeso u obesos consumieron un placebo o 25 gramos de semillas de chía mezcladas con agua antes de su primera y última comida del día.

Lamentablemente, los resultados no mostraron ningún impacto en la masa corporal, la composición corporal o los factores de riesgo de enfermedad.

Cuando se usan con moderación, las semillas de chía pueden darte una mano y ayudarte a que te sientas más satisfecho y menos propenso a comer demasiado. Aún así, si comes demasiado a lo largo del día, puede rebasar el límite de calorías diarias.

Semillas de chía y colon irritable

El síndrome del intestino irritable (SII) es un trastorno común que afecta el intestino grueso o colon. Los signos y síntomas que produce esta enfermedad incluyen calambres, dolor abdominal, hinchazón, gases y diarrea o estreñimiento.

Se ha demostrado que las dietas ricas en fibra disminuyen la prevalencia de colon irritable al absorber agua y hacer que las evacuaciones sean más cómodas.

Comer una dieta saludable y llena de fibra con muchas frutas y verduras puede reducir la presión y la inflamación en el colon.

Semillas de chía y diabetes

Según Harvard Health Publications, algunas investigaciones demostraron que las semillas de chía pueden ayudar a los diabéticos a controlar los niveles de azúcar en sangre.

Un estudio publicado en 2007 en Diabetes Care descubrió que la chía parece ayudar a mejorar el control del azúcar en la sangre y los factores de riesgo de enfermedad cardiaca en personas con diabetes tipo 2.

Sin embargo, aún se están realizando investigaciones para ayudar a determinar los efectos de los ácidos grasos que se encuentran en las semillas de chía en los niveles de azúcar en la sangre.

Semillas de chía para la salud cardiaca

Debido a que las semillas de chía están repletas de fibra y grasas saludables, pueden ayudar a mejorar la salud cardíaca de las personas. Las dietas ricas en fibra ayudan a reducir el colesterol en la sangre, lo que a su vez reduce el riesgo de enfermedad cardíaca.

Harvard Health Publications señala que las dietas ricas en chía mejoran los niveles de colesterol en estudios con animales. Además, los ácidos grasos omega 3 y omega 6 saludables para el corazón que se encuentran en las semillas de chía podrían ayudar a reducir el riesgo de enfermedad cardíaca cuando se consumen en lugar de grasas saturadas y trans.

Como tomar chía

Muchos estudios han afirmado que es seguro remojar la semillas antes de consumirlas; las semillas de chía desarrollan una capa gelatinosa que algunos creen que les ayuda a moverse rápidamente a través de la vía digestiva.

Otros estudios sugieren que consumir semillas de chía molidas, en lugar de semillas enteras, permite que más ácidos grasos omega 3 lleguen al torrente sanguíneo.

Semillas de chía con agua

¡Remojar semillas de chía en agua agrega propiedades positivas y elimina las negativas! Las semillas almacenan nutrientes y cuando se sumergen en el agua se produce una transformación en la que se reorganizan sus compuestos, como proteínas, carbohidratos y lípidos.

El remojo de las semillas de chía libera «inhibidores enzimáticos» adicionales que la naturaleza tiene en su lugar para proteger a la semilla de brotar prematuramente. Al ingerirlas sin remojar, los inhibidores enzimáticos tienen el potencial de crear deficiencias nutricionales e irritarán tu sistema digestivo.

Semillas de chía con leche

La chía con leche ayuda a crear un tipo de barrera en el estómago que ralentiza la velocidad de absorción de carbohidratos o azúcares en el torrente sanguíneo. Así, el cuerpo evita sobrecargarse de azucares procesados a partir de los carbohidratos y a su vez, que aumenten los depósitos de grasa en el.

Todo esto permite un mejor procesamiento de los azúcares, siendo extremadamente beneficioso para aquellos que padecen diabetes.

Semillas de chía con limón

Mezclar semillas de chía con limón es una bebida natural que se ha ido aumentado en popularidad gracias a su alto contenido de nutrientes y propiedades beneficiosas para la salud.

Es una bebida refrescante con efecto diurético y desintoxicante. Además de promover la eliminación de toxinas del cuerpo, también puede ayudarte a bajar peso de manera saludable.

Asimismo, contiene cantidades significativas de antioxidantes que protegen a nuestras células contra el estrés oxidativo y los efectos nocivos de los radicales libres. Esto reduce el riesgo de desarrollar varias enfermedades crónicas.

Este combo es también una fuente de aminoácidos esenciales y ácidos grasos que te dan energía para mejorar tus funciones mentales y físicas.

Gracias al contenido de fibra natural, es ideal para apoyar una buena digestión y controlar la acumulación de colesterol.

Recetas con chía

Las semillas de chía son tan versátiles, que puedes agregarlas  en el desayuno, a los almuerzos o en postres. Estas son un complemento delicioso y nutritivo para casi cualquier comida

Además de estar llenas de ácidos grasos omega 3, las semillas de chía ofrecen una dosis saludable de antioxidantes, calcio y fibra. Comerlas también es una excelente manera de mantenerse hidratado, absorben hasta 10 veces su peso en agua.

Receta de Pudín de semilla de Chía con Cereza

Esta es una buena receta de postres a base de chía, y también es muy ingeniosa. Primero, mezcla leche de almendras, cerezas, cardamomo, stevia y  vainilla hasta que esté suave y cremosa.

Luego, remoja las semillas de chía hasta que espese. El pudín de cereza-chía está cubierto con crema casera de anacardo, que se elabora mezclando anacardos remojados, cerezas, vainilla y stevia. Lo prometemos, esta receta impresionará a cualquier invitado.

Batido de chocolate con chía y pistacho

A pesar de que esta receta se le llama «batido», es casi como un helado suave. Comienza con un pudin de leche de chía y almendras para espesar.

Luego, a la mezcla se le agrega dátiles (para dulzura), pistachos tostados, plátano congelado, cacao en polvo, yogur griego y extracto de vainilla. Agrega un poco de leche de almendra extra si deseas que esté más liquida, o saca una cuchara para disfrutarla como postre congelado.

Receta de “Chía fresca”

Esta bebida tropical está repleta de ácidos grasos omega 3 y potasio, gracias a las semillas de chía rellenas de fibra y al agua de coco rica en electrolitos.

Si necesitas algo para beber después de una dura visita al gimnasio, esta es una opción perfecta. Se hace con solo mezclar agua de coco, jugo de piña y semillas de chía, pero puedes agregar un chorrito de jarabe de arce si quieres algo un poco más dulce.

Contraindicaciones de las semillas de chía

Al igual que muchos otros alimentos altamente nutritivos, estas semillas pueden causar reacciones negativas en tu cuerpo si se toman incorrectamente.

No queremos que pienses que las semillas de chía son malas, ya que en general se consideran seguras. Sin embargo, hay varios efectos secundarios que definitivamente debes tener en cuenta antes de agregarlas a tu dieta.

Problemas gastrointestinales

El estreñimiento, la hinchazón y la flatulencia son los efectos secundarios de las semillas de chía más comunes que afectan el aparato digestivo. Ninguna de estas condiciones es particularmente peligrosa, especialmente si el problema se aborda de inmediato.

En la mayoría de los casos, puede resolverse cocinando mejor las semillas. Además, ten en cuenta que esto es una reacción muy común que ocurre cuando comemos alimentos ricos en fibra.

Alergias

Las crisis alérgicas por semillas de chía son extremadamente raras, pero es posible que ocurran. Si estás predispuesto a las alergias, debes tener mucho cuidado al consumirlas.

Ten en cuenta que hay algunos casos registrados en los que estas semillas reaccionaron de forma cruzada con otros alimentos. El orégano, el sésamo, la mostaza y el tomillo, en particular, pueden desencadenar una reacción.

Efectos en mujeres embarazadas

Aunque la forma en que las semillas de chía afectan a las embarazadas no está totalmente esclarecida, la mayoría de los profesionales de la salud recomiendan a las embarazadas y mujeres en periodo de lactancia que eviten el uso de semillas de chía hasta que se hayan realizado más estudios sobre sus efectos.

Si bien puede ser incierto si las semillas de chía afectan a las mujeres embarazadas, probablemente sea mejor omitir las semillas durante nueve meses.

No estamos tratando de convencerlo que las semillas de chía son malas, ya que hay una cantidad interminable de beneficios positivos, pero si decides agregar semillas de chía en grandes cantidades a tu dieta, infórmate sobre los beneficios potenciales y asegúrate de consultar un médico si tienes alguna pregunta o inquietud.

Cerrar menú